Spanish English French Japanese

EDIFICIOS EMBLEMÁTICOS



AYUNTAMIENTO DE LUARCA


Del año 1912, obra de Manuel del Busto. En ese año llevó a cabo la construcción de dos importantes ejemplos de arquitectura para uso público: El Casino y el Ayuntamiento.

El edificio del Ayuntamiento presenta una composición distinta a la del casino, enlazado con la idea del estadounidense Louis Sullivan de componer el edificio según la división del orden clásico: basa, fuste y capitel. En la fachada principal el arquitecto resalta la parte central mediante un tratamiento curvo para destacar las zonas más representativas.

La ventana central del ático, formada por una triple arquería, recuerda el sistea típico de la ventana prerrománica asturiana e indica la voluntad de incluir un elemento autóctono en el conjunto, además de evidenciar nuevamente su gusto por el eclecticismo. La decoración alterna los materiales e incluye molduras clásicas, columnas y pilastras. Son especialmente curiosas las ventanas del ático, utilizadas también en el edificio del Círculo Liceo, que reflejan la influencia de la Secesión Vienesa. Es el Ayuntamiento un edificio ecléctico como la mayor parte de la obra e este arquitecto.



CÍRCULO LICEO


Del año 1912, obra de Manuel del Busto. El Casino, llamado Círculo Liceo, formaba parte de la obras lúdico-sociales, frecuentes en esos años, realizadas como centros recreativos para reunión y ocio masculinos, ya que las mujeres sólo podían entrara determinados actos como, por ejemplo, los bailes. Lo más interesante del edificio es la composición y la decoración de las fachadas, destacando los originales vanos en mansarda, tanto en la fachada principal como en la que mira al río.

En esta fachada se adosó posteriormente un cuerpo con cubierta en terraza, perdiendo el conjunto su proporción, armonía y fisionomía originales. La ornamentación, abase de placas con relieves florales, enlaza con el tipo de motivos decorativos del repertorio mdernista, pero las peculiares formas de los vanos de la cubierta y sus enmarques pertenecen en cambio al repertorio secesionista (influencia vienesa).



IGLESIA DE SANTA EULALIA (LUARCA)

La iglesia Parroquial de Santa Eulalia, en Luarca, tiene un origen medieval. Existen pruebas documentales de su existencia fechadas en la primera mitad del siglo XII. De la primitiva construcción no queda nada, al destruirse por completo para levantar el actual templo entre 1873 y 1879.

Presenta planta rectangular. Dentro, acoge tres naves -la central más ancha que las laterales- , que se cubren con bóvedas de arista, al igual que el ábside. En el crucero la nave central culmina en cúpula sobre pechinas que no sobresle en cubierta, aunque así lo hace la linterna. Existe tribuna a sus pies.

Diez vanos proporcionan iluminación natural (cinco a cada lado), siendo seis de ellos semicirculares.
En el exterior posee un pórtico con arquería de medio punto apoyada en pilares de buen grosor y cubierta adintelada, de cuya parte central arranca una torre camapanario de sección cuadrada. En la clave del arco central del pórtico figura la siguiente inscripción: "SE/INAUGURO/EL AÑO/1879".

El templo guarda cinco importantes retablos, destacando especialmente el retablo mayor, de Santa Eulalia de Mérida, situado en el presbiterio y fechado entre 1770 y 1880. Es rococó y en él se destaca el expositor, el escudo de armas, los ángeles y el Espíritu Santo, coetáneos al retablo, y las imágenes barrocas de Santa Eulalia de Mérida, figura atribuida al taller de Antonio de Borja, de buena facura y consecución pefecta del movimiento, las de los Santos Obispos y la de un Crucificado también barroco.
Los otros retablos son del Cristo Crucificado (1777), también rococó, en el tercer tramo de la nave de la Epístola; el de San Antonio de Padúa (2ª mitad del s.XVIII), de estilo barroco en el tercer tramo de la nave del Evangelio; el de la Virgen del Rosario(último cuarto del XVIII), rococó, que se localiza en el brazo derecho del crucero; y el de la Virgen del Carmen (2ª mitaddel XVIII), barroco, en su brazo izquierdo, en el que resaltan las imágenes de Santo Domingo, San Roque y un crucificado, obras tal vez de un seguidor de Luis Fernández de la Vega.



PALACIO DEL MARQUÉS DE FERRERA


El Palacio del Marqué de Ferrera, también llamado Palaci de La Moral, está integrado en varias edificaciones de los siglos XIII, XVI y XVIII. Posee restos de una torre, dos alas palaciales en forma de L, capilla y caballerizas.

Se ubica en la calle Olavarrieta, antígua calle de la Zapatería, conocida popularmente como Los Escalerones, por la que transcurría el camino de Santiago.

La parte más antigua la constituye una torre, actualmente rebajada de altura, que data del siglo XIII. Dicha torre parece que fue residencia del representante del poder real por su denominación de Torre del Merino. Aún se podía ver a principios del siglo XX, como tal torre, un volumen de sección cuadrada y cubierta a tres aguas, que sobresalía en altura sobre todo el conjunto palacial. En la actualidad es un elemento más al haberse rebajado su volumen.

El palacio propiamente dicho se organiza en dos volúmenes de distinta época, unidos entre sí por una habitación que se sostiene por un arco carpanel conocido como Arco Bayón, bajo el que discurre la calle.
Este conjunto fue declarado el 16 de marzo de 1995 Bien de Interés Cultural con categoría de Monumento Histórico-Artístico.
Hoy día alberga en un ala La Casa de la Cultura y en otra la Comisaría de Policía.
BUSCADOR
TWITTER